Aprendiendo a usar los blogs

desarrollando contenidos para nuestro entorno

Archive for 25 octubre 2005

CMD WINDOWS

Posted by buson en octubre 25, 2005

tomado de:

http://www.maxitrucos.com/Truco_Del_Mes/Anteriores/2005/marzo05.htm


En primer lugar debemos acceder a la consola de comandos, la antigua ventada MS-DOS en sistemas Windows 9x/Me. Podemos acceder a ella clickando en Inicio –> Ejecutar –> cmd

En los comandos que veremos a continuaci√≥n es posible solicitar la ayuda a√Īadiendo uno de los siguiente par√°metros: /? o bien /h

Archivos y sistemas de ficheros

cacls Permite modificar los permisos de lectura y escritura en ficheros y carpetas
chkdsk Comprueba el estado de una partici√≥n y repara los da√Īos en caso de que encuentre alguno. Sin par√°metros simplemente escanea e informa de errores. Para que adem√°s repare, a√Īadimos el par√°metro /F: chkdsk /F
cipher Cifrado de datos en particiones NTFS
comp Compara archivos o carpetas y muestra las diferencias existentes entre ellos
compact Compresor de archivos. El parámetro para la compresión es /C, el parámetro para descomprimir es /U
convert Comentado en multitud de ocasiones en los foros. Conversor de particiones, convierte particiones FAT16 o FAT32 en particiones NTFS sin perdida de datos
defrag Defragmentador de archivos
diskpart Permite crear, eliminar y administrar particiones. Este programa en modo consola debemos utilizarlo con cuidado puesto que es fácil que eliminemos sin darnos cuenta todo el contenido del disco duro o de la partición activa
find y findstr Comandos de busqueda de ficheros. findstr permite buscar cadenas de caracteres dentro de los archivos
iexpress Asistente para crear comprimidos .CAB
openfiles Muestra a un administrador los archivos abiertos en un sistema y permite desconectarlos si se han abierto a través de red

Configuración e información del sistema

bootcfg Configurador de arranque. Simplemente modfica el archivo boot.ini para indicar opciones de arranque.
control userpasswords2 Permite modificar las claves y los permisos de los diferentes usuarios, así como requerir la pulsación de control+alt+suprimir para poder iniciar sesión, haciendo el inicio de sesión más seguro
driverquery Crea un informe sobre los dirvers instalados en el sistema. Muestra además información detallada de cada uno
dxdiag Herramenta de diagnóstico de DirectX
gpresult Información de las políticas de grupo aplicadas a un usuario
gpupdate Actualizar las politicas de grupo
pagefileconfig Configuración de la memoria virtual de Windows
prncnfg Información sobre las impresoras instaladas
prnjobs Información sobre los trabajos de impresión en cola
reg

Permite ver y modificar valores del registro de Windows. Opciones posibles:

  • reg query: consulta en el registro
  • reg add: a√Īadir entrada
  • reg delete: eliminar entrada
  • reg copy: copiar clave en otro lugar del registro
  • reg save: guardar parte del registro
  • reg restore: restaura el registro
  • reg load: cargar valor o clave desde un archivo .reg
  • reg unload: descargar valor o clave
  • reg compare: comparar valores de registro
  • reg export: exportar registro a un archivo
  • reg import: importar registro a un archivo
sc Administrador de servicios, podemos detenerlos, ejecutarlos, etc
sfc Este comando permite buscar archivos del sistema da√Īados y recuperarlos en caso de que est√©n defectuosos (es necesario el CD de instalaci√≥n del sistema operativo para utilizarlo). Para realizar una comprobaci√≥n inmediata, deberemos ejecutar la orden sfc /scannow
systeminfo Muestra informaci√≥n sobre nuestro equipo y nuestro sistema operativo: n√ļmero de procesadores, tipo de sistema, actualizaciones instaladas, etc
taskkill Permite matar procesos conociendo su nombre o su numero de proceso (PID)
tasklist Informe sobre los procesos ejecutados en el sistema

Redes

arp Muestra y permite modificar las tablas del protocolo ARP, encargado de convertir las direcciones IP de cada ordenador en direcciones MAC (direcci√≥n f√≠sica √ļnica de cada tarjeta de red)
ftp Cliente FTP en modo consola de comandos
getmac Muestra las direcciones MAC de los adaptadores de red que tengamos instalados en el sistema
ipconfig Muestra y permite renovar la configuración de todos los interfaces de red
nbtstat Muestra las estadísticas y las conexiones actuales del protocolo NetBIOS sobre TCP/IP, los recursos compartidos y los recursos que son accesibles
net Permite administrar usuarios, carpetas compartidas, servicios, etc. Para un listado completo de todas las opciones, escribir net sin ning√ļn argumento. Para obtener ayuda sobre alguna opci√≥n en concreto, escribier net help opci√≥n
netsh Programa en modo consola permite ver, modificar y diagnosticar la configuración de la red
netstat Información sobre las conexiones de red de nuestro equipo
nslookup

Aplicación de red orientada a obtener información en los servidores DNS sobre un host en concreto

pathping

Muestra la ruta que sigue cada paquete para llegar a una IP determinada, el tiempo de respuesta de cada uno de los nodos por los que pasa y las estadísticas de cada uno de ellos

ping Comando para comprobar si una m√°quina est√° en red o no
rasdial Permite establecer o finalizar una conexión telefónica
route Permite ver o modificar las tablas de enrutamiento de red
tracert Informa sobre el camino que siguen los paquetes IP desde que sale de nuestra m√°quina hasta que llega a su destino

Miscelanea

at Permite programar tareas para que nuestro ordenador las ejecute en una fecha o en un momento determinado
logoff Comando para cerrar sesiones, incluso en equpos remotos
msg Envía mensajes por la red a otros equipos
msiexec Comando para ejecutar archivos de instalación .MSI
runas Ejecución de programas como si fueras otro usuario
shctasks Administrador de tareas programadas
shutdown Comando para apagar, reiniciar el equipo. Es especialmente √ļtil si hemos sido infectado con el virus Blaster o una de sus variantes para cancelar la cuenta atr√°s. Para ello, tan s√≥lo tendremos que utilizar la sintaxis shutdown -a

Micosoft Management Console (MMC)


Los siguientes comandos no son más que los accesos a cada sección de la MMC, que lanzarán una interfaz gráfica

ciadv.msc Permite configurar el servicio de indexado, que acelera las b√ļsquedas en el disco duro
compmgmt.msc Da acceso a la Administración de equipos, desde donde podemos configurar nuestro ordenador y acceder a otras partes de la MMC
devmgmt.msc Administrador de dispositivos
dfrg.msc Defragmentador de disco
diskmgmt.msc Administrador de discos
fsmgmt.msc Monitorización y Administración de los recursos compartidos
gpedit.msc Políticas de grupo
lusrmgr.msc Administración de usuarios
ntmsmgr.msc Administración de dispositivos de almacenamiento extraibles
ntmsoprq.msc Monitorización de las solicitudes de operador de medios extraibles
perfmon.msc Monitor de sistema
secpol.msc Configuración de seguridad local
services.msc Administrador de servicios
wmimgmt.msc Administador de WMI
Anuncios

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

historias para no dormir

Posted by buson en octubre 21, 2005

tomado de:
http://www.impunidad.com/atrisk/brasil_paraguay7_19_01S.html

Brasil – Paraguay: Un plato lleno para los periodistas
Por Clarinha Glock

Julio del 2001

La frontera entre Brasil y Paraguay tiene cerca de 700 kilómetros en línea recta, en gran parte es una zona seca, abierta y desprotegida. Es prodigiosa en noticias de todo tipo, pero sobresalen temas como la corrupción, el contrabando y el crimen organizado. La fama no surgió por casualidad. Periodistas, policías y procuradores de Justicia coinciden en que la región es difícil de controlar, y que una cantidad incalculable de dinero circula de un lado a otro. En la frontera, o en las ciudades próximas, es fácil comprar armas, matar sin dejar vestigios y huir de la Justicia. La impunidad y la connivencia entre las autoridades de los dos países representa un desafío para el ejercicio del periodismo investigativo y para denunciar la ilegalidad.

Una radiograf√≠a de la regi√≥n muestra que Foz de Iguaz√ļ, en el lado brasile√Īo, junto con Ciudad del Este, en Paraguay, conocidas como centros de recepci√≥n de veh√≠culos robados y de contrabando, son tambi√©n un corredor para el tr√°fico de drogas y de armas. Por la v√≠a que corta el Parque Nacional de Iguaz√ļ, conocido como Rodov√≠a del Colono, abierta ilegalmente, baja parte de la carga.

Adem√°s, en Foz de Iguaz√ļ el Ministerio P√ļblico actualmente investiga 212 casos relacionados a la evasi√≥n de dinero. Los c√°lculos indican que m√°s de US$ 100 mil millones desaparecieron de la regi√≥n. Ese dinero proviene del narcotr√°fico, el crimen organizado, el fraude fiscal y la venta de armas. Estos delitos no solo son caracterizados como lavado de dinero porque la ley especial que los prev√© es de 1998 y algunos de los hechos, se retrotraen a 1996 y 1997. Se les califica como cr√≠menes contra el sistema financiero, evasi√≥n de impuesto, formaci√≥n de pandillas, falsedad ideol√≥gica y material. Las investigaciones son conducidas por la Divisi√≥n de Cr√≠menes Organizados y Averiguaciones Especiales de la Polic√≠a Federal. Dos de √©stas terminaron en acciones penales contra gerentes de bancos, banqueros y propiestarios de casas de cambio.

La evasi√≥n de dinero ocurre a trav√©s de las casas de cambio, que se multiplican en Foz de Iguaz√ļ. En sus locales reciben dep√≥sitos de valores elevados, que provienen de diferentes partes del pa√≠s. De all√≠, el dinero es distribuido hacia cuentas de tipo CC-5 (cuenta de residente en el exterior) en casas de cambio en Paraguay. Muchas veces, la apertura de las cuentas se hace con documentos falsos, lo que dificulta la investigaci√≥n. “Dif√≠cilmente se llega a los due√Īos”, explic√≥ el procurador, Mark Torronteguy Weber, quien trabaja en Foz de Iguaz√ļ.

Aunque quisiera, el Ministerio P√ļblico no dispone en la frontera de una estructura especial para poner en pr√°ctica todas las medidas necesarias para combatir el crimen organizado. “Somos solo tres procuradores en Foz de Iguaz√ļ, n√ļmero insuficiente para todo el volumen de procesos”, dijo Weber. De acuerdo a otro procurador de la Rep√ļblica, Celso Ant√īnio Tr√™s, esta situaci√≥n contin√ļa porque el Banco Central de Brasil tiene una actitud tolerante hacia los fraudes. “Las remesas al exterior son comunicadas diariamente al Banco Central”, enfatiz√≥. Tr√™s, procurador (1997 – 2000) de la localidad de Cascavel en Paran√°, a 120 kil√≥metros de la frontera, denunci√≥ la extorsi√≥n practicada por los polic√≠as. Hoy ejerce el cargo en la ciudad de Caxias do Sul, Rio Grande do Sul.

La Policía Federal de Foz de Iguaçu realizó, de enero a septiembre del 2000, 709 investigaciones. El comisario Sinomar Neto explicó que, de ese total, cerca del 70 al 80% están relacionadas al contrabando, principalmente de cigarrillos, productos de informática y juguetes. Otro 10% al tráfico de estupefacientes y el resto a la evasión de dinero y crímenes contra el orden financiero en general.

La Comisi√≥n Parlamentaria de Investigaciones (CPI) sobre el Narcotr√°fico, instalada en la C√°mara Federal el 13 de abril de 1999 y a√ļn en ejercicio, comprob√≥ la participaci√≥n de la polic√≠a y de algunos pol√≠ticos de la regi√≥n en casos de corrupci√≥n y tr√°fico de drogas. La situaci√≥n de impunidad es tan grande que, despu√©s de realizados los trabajos de la CPI en Paran√°, 25 testigos fueron asesinados o desaparecieron.

Los informes de la Polic√≠a Federal indican que Ponta Por√£ (Mato Grosso do Sul y Pedro Juan Caballero, capital del departamento de Amambay en Paraguay) concentra las operaciones de lavado de dinero. El tr√°fico ocurre tambi√©n por otras peque√Īas ciudades de la frontera, como Coronel Sapucaia (Mato Grosso do Sul) y Capit√°n Bado (al sur de Pedro Juan Caballero, en Paraguay). En Capit√°n Bado, funciona un centro de producci√≥n de mariguana y distribuci√≥n de coca√≠na. La mariguana es llevada al Brasil por tierra y la coca√≠na, en su mayor parte, en vuelos clandestinos en peque√Īas aeronaves.

La recepci√≥n de veh√≠culos robados ocurre, principalmente, en una zona de 230 kil√≥metros entre Foz de Iguaz√ļ y Gua√≠ra, en Paran√°. El contrabando de tractores y camiones suele pasar generalmente por balnearios y puertos clandestinos junto al Lago Itaipu, entre Brasil y Paraguay. En Porto Tigre y Porto Mendes, predomina el tr√°fico de drogas en peque√Īas lanchas. El acceso es facilitado debido al n√ļmero insuficiente de fiscales para controlar el √°rea entre Gua√≠ra (Paran√°) y Salto del Guair√° (Paraguay).

Un inforne de la Pol√≠cia Federal se√Īala a Paraguay como el refugio de por lo menos 12 de los narcotraficantes brasile√Īos m√°s buscados. La falta de fiscalizaci√≥n permite que por aquella frontera pasen incluso pistoleros contratados para asesinar enemigos pol√≠ticos u opositores poderosos de otros estados. Debido al libre tr√°nsito y a la falta de control en la regi√≥n, es m√°s dif√≠cil para los periodistas seguir las pistas de los bandidos o encontrar documentos que comprueben las ilegalidades que ser√°n denunciadas. Las autoridades muchas veces ocultan informaci√≥n.

El diputado federal Roque Zimmermann, conocido como Padre Roque, denunci√≥ otro tipo de crimen que consider√≥ com√ļn en la frontera: el tr√°fico de mujeres y adolescentes brasile√Īas de Paran√° hacia el Paraguay. Seg√ļn Zimmermann, esas chicas, en general hijas de colonos polacos o ucranianos, fueron encontradas en varios prost√≠bulos de la regi√≥n. “Pasan los millares”, dijo el diputado. “Pero ni el gobierno brasile√Īo, ni el paraguayo parecen querer resolver la cuesti√≥n”. Zimmermann critica a la prensa por hacer sensacionalismo sobre el hecho y no llevar adelante las denuncias. Para el diputado, la pobreza extrema favorece en gran parte que se cometan estos cr√≠menes en la frontera. “Familias enteras son usadas como mulas (transportar) para llevar las drogas”, ejemplific√≥.

El caso Escaramuça

Desde que el periodista Edgar Lopes de Faria, conocido como Escaramu√ßa, fue asesinado con seis tiros el 29 de octubre de 1997, en la ciudad de Campo Grande, capital del estado de Mato Grosso do Sul, su hijo, Marcos Ant√īnio Lopes de Faria cree que los otros presentadores de radio y televisi√≥n de la regi√≥n diminuyeron sus denuncias. El crimen permanece impune hasta hoy.

Escaramu√ßa presentaba por la ma√Īana un programa en la radio FM Capital y, a la tarde, el Boca do Povo, en la TV MS. En la radio o en la televisi√≥n, denunciaba a pol√≠ticos, polic√≠as y otras personas que cometiesen cr√≠menes y actividades ilegales. Relataba los hechos pintorescos y prestaba auxilio a los necesitados. Por todo eso, era amado por unos y odiado por otros.

Cuando Escaramuça fue asesinado, había indicios sobre más de 100 crímenes a sueldo en Mato Grosso do Sul. Una pesquisa en los periódicos de la región hecha por el Centro de Defensa de la Ciudadanía y de los Derechos Humanos Marçal de Souza (CDDH), de Campo Grande, mostró que, entre junio de 1995 y julio de 1997, ocurrieron 231 casos de asesinatos sumarios y de desapariciones forzadas en la frontera entre Brasil y Paraguay, y en la zona de Grande Dourados, en Mato Grosso do Sul, cerca de 120 kilómetros de la frontera. Antes de morir, Escaramuça había prometido que revelaría los nombres de pistoleros y policías involucrados en grupos de exterminio. Escaramuça tenía un estilo propio de hablar, a los gritos, a veces se exaltaba e insultaba.

Desde 1994, andaba armado porque hab√≠a recibido amenazas de muerte si no terminaba con sus denuncias. Nunca le prest√≥ mucha atenci√≥n a las amenazas, y hasta las desde√Īaba p√ļblicamente en sus programas. Cerca de cuatro meses antes de morir, cont√≥ con la protecci√≥n de un guardia que se quedaba en la puerta de la radio durante el periodo del programa, para impedir que alguien entrara al estudio mientras estuviera en el aire. Varios autom√≥viles rondaban su casa y recib√≠a llamadas telef√≥nicas an√≥nimas para intimidarlo. Todo en vano.

Su hijo Marcos, quien era reportero policial en la √©poca del asesinato, cree hoy que Escaramu√ßa asumi√≥ riesgos innecesarios. La impunidad sobre la muerte de su padre le hizo desconfiar de la justicia. “A veces, denunciar no lleva a lugar alguno, uno no consigue cambiar la situaci√≥n y a√ļn queda en la ruta de colisi√≥n”, observa. Marcos recuerda que su padre, por el contrario, dec√≠a que si no se difund√≠a lo que estaba equivocado, no habr√≠a cambio alguno. Denunciando, por lo menos el Ministerio P√ļblico podr√≠a hacer algo, dec√≠a el periodista.

Escaramu√ßa siempre ten√≠a pruebas concretas sobre lo que denunciaba, admiti√≥ Marcos. “Pero nunca fue condenado en los procesos que siguieron contra √©l, lo que demuestra que estaba en lo cierto”, analiz√≥. “Siempre daba un espacio en su programa a aquel que quisiera defenderse”.

Algunos polic√≠as y pol√≠ticos que fueron acusados por Escaramu√ßa – algunos de √©sos sospechosos de su crimen – se√Īalaron que Escaramu√ßa los chantajeaba y extorsionaba. Los familiares y amigos de Escaramu√ßa devuelven la acusaci√≥n. “Escaramu√ßa no aceptaba dinero, a pesar de haber recibido ofertas”, garantiz√≥ Alex Henrique Lopes de Faria, otro hijo de Escaramu√ßa. “Si √©l hubiera aceptado extorsiones, ser√≠amos ricos”, agreg√≥ Marcos.

Los encargados de investigar la muerte de Escaramu√ßa dicen que el caso es de dif√≠cil soluci√≥n, porque el periodista ten√≠a muchos enemigos y los asesinos no dejaron pistas. La proximidad de Mato Grosso do Sul con la frontera de Paraguay y con Bolivia facilita la compra de armas, la contrataci√≥n de pistoleros y la fuga de los criminales. La impunidad est√° garantizada a√ļn por el miedo que sienten los testigos – a pesar de existir un programa de protecci√≥n para esas personas, frecuentemente faltan recursos para garantizarles seguridad. La polic√≠a y el Ministerio P√ļblico reclaman la falta de apoyo y de condiciones de trabajo para realizar las investigaciones.

La voz de Escaramuça fue callada dos veces: cuando fue asesinado, y ahora por la indiferencia de las autoridades en resolver el caso.

El desafío de hacer reportajes investigativos en la frontera

La frontera es rica en noticias y escándalos Рplato lleno para los reporteros investigativos Рy es también un riesgo para quien osa enfrentar y denunciar a las cabezas del crimen organizado, las autoridades corruptas e investigar los robos institucionalizados. Es una situación diferente de la época en que los periodistas enfrentaban la prohibición de la dictadura militar en el Cono Sur.

En la √©poca de la dictadura, los periodistas no ten√≠an garant√≠a de libertad y generalmente trabajaban en forma clandestina. Fuentes y entrevistadores pod√≠an desaparecer en cualquier momento. “Hab√≠a tres desaf√≠os: entrevistar a la fuente, sobrevivir para publicar el reportaje y publicarlo”, describe Carlos Wagner, con 20 a√Īos de profesi√≥n, reportero especial del peri√≥dico Zero Hora, de Porto Alegre, Rio Grande do Sul. Los √≥rganos de represi√≥n eran muy √°giles y se comunicaban entre s√≠, como se comprueba en los documentos relacionados a la Operaci√≥n Condor.

Un ejemplo conocido fue el encarcelamiento, entre 1982 y 1984, del editor y reportero del peri√≥dico Nosso Tempo, de Foz de Iguaz√ļ, Juv√™ncio Mazzarollo. En el peri√≥dico Mazzarollo denunciaba las arbitrariedades del gobierno del general paraguayo Alfredo Stroessner, adem√°s de las irregularidades en el proceso de expropiaci√≥n de tierras para la construcci√≥n de la Usina Hidroel√©trica de Itaip√ļ, en la frontera entre Brasil y Paraguay. Como portavoz de los movimientos populares, sus art√≠culos eran considerados propaganda revolucionaria. En el marco de la Ley de Seguridad Nacional fue acusado por atacar a un gobierno amigo de Brasil y por subversi√≥n. “En los tiempos de la dictadura, por lo menos la gente ten√≠a la satisfacci√≥n personal de ver que las denuncias eran tenidas en cuenta, hoy es como azotar al viento, porque todo sigue igual, los denunciados siguen robando”, critica Mazzarollo, que se prepara para su funci√≥n como ombudsman en una revista.

Para lidiar con la dictadura, el reportero ten√≠a que usar t√°cticas evasivas, entrevistando a personas por la madrugada, usando disfraces y siendo extremamente r√°pido – a veces sin darse al lujo de dormir en hoteles para evitar dejar pistas. Wagner, que ya investig√≥ el robo de madera por brasile√Īos en Paraguay, acompa√Ī√≥ la trayectoria de ‚Äúbrasiguayos‚ÄĚ y denunci√≥ el narcotr√°fico en la frontera, afirm√≥ que ahora las dificultades son identificar qui√©n es criminal y a qu√© banda pertenece, porque existen varios grupos actuando en la regi√≥n y muchas autoridades est√°n involucradas. “Una ventaja es que hay grupos enemigos, con inter√©s en poner uno contra el otro”, observ√≥.

Al realizar reportajes investigativos en la frontera, Wagner generalmente no se identifica antes como periodista. “Ser√≠a como poner un blanco al pecho, pero depende de la situaci√≥n – el objetivo principal es obtener la informaci√≥n”, dijo. Utiliza como regla no confiar en nadie en la localidad y, principalmente, tener siempre muy claro qu√© datos quiere. Hace una minuciosa investigaci√≥n antes de llegar a la regi√≥n. En el trabajo de campo, busca ser r√°pido. El principal peligro que enfrenta el reportero que hace periodismo investigativo es pensar que ser periodista es s√≠mbolo de protecci√≥n, por ejemplo, no averiguar los hechos o pensar que una sola fuente lo sabe todo, aferr√°ndose mucho a ella. Estos son errores de principiantes.

F√°tima Zucarelli, 14 a√Īos de periodismo, reportera especial de Gazeta do Paran√°, en Cascavel, Paran√°, recuerda que la principal herramienta para trabajar en regiones como la frontera es justamente tener buenas fuentes y para conseguirlas es necesario tener experiencia de por lo menos cinco a 10 a√Īos en esa √°rea. Explica: “No basta que cualquier persona llame y diga que est√° ocurriendo algo para que uno salga corriendo. Tiene que ser alguien de confianza. Una gran noticia, a veces puede ser una zancadilla y el error puede ser generado por la propia fuente.”

La reportera usa como t√©cnica infiltrarse en el medio de los criminales. “Si uno llega diciendo que es periodista, no consigue la informaci√≥n. Hay que tener coraje y tranquilidad para infiltrarse”, subraya F√°tima. De esta forma ha conseguido los datos que necesitaba para denunciar el robo de cargas en Paran√°. Para trabajar infiltrado es necesario tener cuidado y la seguridad de que nadie vaya a reconocerlo. “Hay veces que ellos lo saben y te dejan trabajar para ver hasta d√≥nde llega uno. Nos ocurri√≥ en un reportaje sobre robos de coches en Paraguay. Mi colega y yo nos infiltramos, ellos lo sab√≠an y no nos dijeron nada. Por un amigo de la Pol√≠cia Federal que recibi√≥ un aviso de un informante, nos enteramos que hab√≠amos sido descubiertas, pero ellos no hab√≠an tomado represalias porque cre√≠an que √©ramos muy j√≥venes para morir”.

La muerte de un periodista, dice F√°tima, puede ocurrir cuando se conf√≠a mucho en la fuente, o se apura en investigar un caso dif√≠cil. “Hay que tener paciencia”, comenta. Si alguien llega a una ciudad y empieza a preguntar mucho, en poco tiempo todo el mundo sabe qui√©n es y lo que est√° buscando. Ponderaci√≥n e intuici√≥n tambi√©n son importantes para que el reportero pueda avanzar en la investigaci√≥n al sentirse seguro. Tener siempre un punto de apoyo – alguien en el peri√≥dico que sepa de su paradero – ayuda bastante. F√°tima lamenta que las mujeres no hayan conseguido asumir su espacio en el periodismo investigativo en peri√≥dicos de Paraguay. “Ser mujer permite que las personas demoren m√°s en desconfiar cuando nosotras llegamos preguntando mucho”, garantiz√≥.

Ella ya recibi√≥ amenazas de muerte. Una vez da√Īaron los frenos de su auto, despu√©s de haber denunciado el tr√°fico de drogas. Otra vez el mensaje vino por tel√©fono. Pero no se siente intimidada. “Despu√©s que se empieza una investigaci√≥n, no hay como parar”, afirm√≥.

Una t√©cnica utilizada para esquivar las dificultades es unir esfuerzos con los periodistas de la frontera. El reportero Mauri Kronig, con ocho a√Īos de periodismo y que escribe para O Estado do Paran√°, en Foz de Iguaz√ļ y hace trabajos independientes para O Estado de S√£o Paulo desde 1994, particip√≥ de un reportaje en conjunto con los periodistas paraguayos denunciando la acci√≥n de la mafia china en la regi√≥n. “En Ciudad del Este, los √°rabes y los chinos dominan casi todo el comercio. La mafia china vende seguridad a los comerciantes. Entre 1994 y 1995 hubo muchas muertes inexplicables”, cuenta Konig. En otras ocasiones, ha denunciado el contrabando de cigarrillos, de bagatelas y de carne. Konig cree que los atentados contra periodistas son m√°s frecuentes en el lado paraguayo debido a la situaci√≥n pol√≠tica en ese pa√≠s, especialmente cuando la corrupci√≥n es demostrada por los peri√≥dicos.

Por lo menos una vez fue sorprendido por la visita de un comisario de Foz de Iguaz√ļ, quien con un arma en la cintura, lo intimid√≥ por el contenido de un reportaje sobre la extorsi√≥n como pr√°ctica com√ļn de los polic√≠as. La denuncia era p√ļblica y hab√≠a sido registrada en el foro de la ciudad. Buscando protegerse de situaciones como esa, Konig invierte en la precisi√≥n period√≠stica para evitar represalias, sean f√≠sicas o en la forma de procesos civiles. “En las denuncias hechas en conjunto con los paraguayos, tuvimos el cuidado de hacer muchos reportajes”, dijo. Al publicarlos ten√≠an tantas pruebas y la forma como fueron mencionados los involucrados era tan obvia que no hab√≠a como contradecir la informaci√≥n.

En un reportaje sobre tr√°fico de armas y para comprobar la facilidad de la compra de fusiles AR-15 y ametralladoras UZI en la frontera, fingi√≥ ser un cliente com√ļn. Est√° convencido de que si se hubiera presentado como periodista, no habr√≠a conseguido los datos que necesitaba y logr√≥ recopilar. El reportaje no lleg√≥ a provocar represalias, pero d√≠as despu√©s de la publicaci√≥n supo que los comerciantes de armas en Paraguay estaban con un “ojo” sobre √©l.

El celo con que trata la profesi√≥n es para Konig la raz√≥n del porqu√© no sufri√≥ atentados. Evita hacer acusaciones sin fundamentaci√≥n, soltar informaciones fantasiosas o sensacionalistas. “La profesi√≥n de periodista es importante como para ser menospreciada. Quien lanza noticias por cuestiones personales, pol√≠tico-partidistas o para ‚Äúcalentar‚ÄĚ una informaci√≥n, sin la debida investigaci√≥n, deja un hueco para una amenaza o un proceso”, afirm√≥.

Legislaciones diferentes en los dos pa√≠ses, a pesar del Mercado Com√ļn del Sur (Mercosur), y el poco dominio del espa√Īol, del guaran√≠ o de la lengua china (en el caso de las denuncias sobre la mafia china) tambi√©n son obst√°culos que enfrentan algunos periodistas que trabajan en la frontera. “Desde la guerra del Paraguay hay mucha pelea mal resuelta entre brasile√Īos y paraguayos”, constat√≥ el reportero gr√°fico, Ney de Souza, con 18 a√Īos de profesi√≥n, de Folha do Paran√°, en Foz de Iguaz√ļ. Debido a un reportaje sobre un aeropuerto clandestino en Porto Belo, utilizado para el transporte de drogas y contrabando, sufri√≥ un atentado. Le dispararon mientras manejaba su autom√≥vil. “Tengo una hija de cinco a√Īos. Hoy pienso 10 veces antes de hacer un reportaje investigativo. Si me matan, tiran mi cuerpo por el puente y s√≥lo van a encontrarme dentro de tres d√≠as, sin saber qui√©n lo hizo”, dijo Souza. “Es muy f√°cil cruzar la frontera y desaparecer”.

Souza considera que para la realización de reportajes investigativos peligrosos, es preferible que el equipo venga de afuera, para evitar represalias. Los reporteros locales quedan expuestos cuando se involucran en reportajes de ese tipo. De acuerdo a Fátima Zucarelli, en esos casos el profesional debe estar muy bien preparado. Al venir de otro estado, sin conocer las fuentes, es más susceptible que cometa errores.

Humberto Trezzi, con 16 a√Īos de periodismo, trabaja como reportero especial de Zero Hora, en Porto Alegre. En la regi√≥n fronteriza investig√≥ sobre narcotr√°fico, mafia china, robo de cargas y veh√≠culos, entre otros temas y compara el tipo de periodismo practicado all√≠ con un reportaje de guerra. Trezzi tambi√©n cree que si la investigaci√≥n se realiza en la propia ciudad donde vive el reportero, es m√°s seguro identificarse como tal, sin infiltrarse, porque cuando las fuentes son del mismo lugar que el periodista, es muy probable que se descubra la infiltraci√≥n. Su t√°ctica es llegar discretamente al local, no decir exactamente a lo que viene hasta √ļltimo momento, cuando sea necesario decir que trabaja para la prensa.

Para Trezzi, los “errores fatales” son m√°s propensos a que ocurran si el periodista hace un arreglo con su fuente y no cumple, exagera en las acusaciones o denuncia sin pruebas. Un denunciado poderoso literalmente “paga para ver”, es capaz de mandar a matar porque sabe que est√° protegido por la impunidad que el dinero y su influencia pueden comprar.

El consejo del reportero Wilson Kirsche, con nueve a√Īos de profesi√≥n, actualmente en la Red Cataratas, filiada a la Red Globo de Televisi√≥n en Foz de Iguaz√ļ, es que “Nunca desde√Īes las amenazas”. Cuando lo han amenazado prefiere quedarse un tiempo sin cruzar la frontera y env√≠a a otro equipo en su lugar. Pasados 10 √≥ 15 d√≠as, vuelve a la escena. “La cosa es medio c√≠clica, basta que alguien se sienta molesto por el reportaje para que la amenaza se repita”, dijo Kirsche. Es com√ļn trabajar en un autom√≥vil sin el logotipo de la empresa, por protecci√≥n. “Quedo preocupado porque no veo el resultado pr√°ctico de las denuncias. La promiscuidad y la impunidad son muy grandes. Despu√©s de un reportaje, las autoridades crean comisiones para investigar, pero la persona que ayer fue denunciada robando, el d√≠a siguiente tienes que encararla en la calle”, afirma.

Otro riesgo para el periodista que act√ļa en ese contexto es que como ocurre con algunas autoridades se involucre tanto en el crimen que al final termina formando parte de √©ste. El procurador Celso Tr√™s que trabaj√≥ en la regi√≥n, se acuerda de un reportero de Cascavel que al final de la d√©cada de 1980 era conocido por la pr√°ctica de extorsi√≥n. Por su parte, un alcalde, atrapado saliendo infraganti de un motel, lleg√≥ a mencionar que era m√°s barato mandar a matar al periodista que pagar el precio que se exig√≠a para que no se publicara un reportaje.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

Hay que ver que cosas se dicen….y uno que ha visto de todo….

Posted by buson en octubre 21, 2005

tomado de:
http://noticias.uol.com.br/ultnot/2005/10/13/ult1767u52159.jhtm

Paraguai nega ser origem da aftosa no Mato Grosso do Sul

Assun√ß√£o, 13 out (EFE).- O Minist√©rio das Rela√ß√Ķes Exteriores do Paraguai negou hoje que o foco de febre aftosa detectado no Mato Grosso do Sul proceda do pa√≠s. O vice-ministro das Rela√ß√Ķes Exteriores, Emilio Gim√©nez, declarou √† R√°dio Cardeal que o pr√≥prio ministro da Agricultura, Pecu√°ria e Abastecimento do Brasil, Roberto Rodrigues, “reconhece que o foco √© exclusivamente brasileiro”.

Gim√©nez destacou que funcion√°rios do servi√ßo veterin√°rio do Mato Grosso do Sul admitiram que “o tipo de cepa parece n√£o ser o que costuma aparecer no Paraguai”.

No entanto, o governador do Mato Grosso do Sul, Jos√© Orc√≠lio Miranda dos Santos, o Zeca do PT, disse hoje ap√≥s uma reuni√£o com Rodrigues em Bras√≠lia que considera estranho que todos os focos no estado apare√ßam “por coincid√™ncia na fronteira com o Paraguai”.

Gim√©nez rebateu. “Temos provas suficientes de que n√£o √© isso que acontece. Ontem houve uma reuni√£o entre t√©cnicos paraguaios e brasileiros na fronteira, e foi muito bem esclarecido que o Paraguai n√£o tem nada a ver com a aftosa”.

O foco de febre aftosa no Mato Grosso do Sul foi detectado em 153 cabe√ßas de gado da fazenda Vezozzo, no munic√≠pio de Eldorado, a 45 quil√īmetros da fronteira com o departamento (estado) paraguaio de Canindey√ļ.

Fontes do Mist√©rio das Rela√ß√Ķes Exteriores do Paraguai expressaram √† EFE sua “estranheza” com o surgimento dessas suspeitas no Brasil, quando as pr√≥prias autoridades brasileiras reconhecem que se trata de um problema interno.

Comentando o controle fronteiri√ßo decretado pelas autoridades de Assun√ß√£o, Gim√©nez esclareceu que se trata de “uma barreira sanit√°ria para impedir a entrada de animais infectados”.

O vice-ministro acrescentou que o Ministério de Agricultura e Pecuária e as autoridades veterinárias paraguaias podem ordenar uma nova vacinação do gado na região de maior risco fronteiriça com o Mato Grosso do Sul.

No final de 2001, foi detectado um foco de febre aftosa em uma fazenda dessa regi√£o de Canindey√ļ, o que provocou o fechamento dos mercados internacionais √† carne do Paraguai.

O pa√≠s recuperou no come√ßo deste ano suas exporta√ß√Ķes, ap√≥s ser declarado pa√≠s livre da doen√ßa com vacina√ß√£o.

De janeiro a setembro deste ano, o Paraguai exportou cerca de 95.000 toneladas de carne bovina e de produtos derivados, em um valor de aproximadamente US$ 176 milh√Ķes.

O Governo paraguaio está preocupado com a eventual propagação da doença ao país, e realiza estritos controles na região fronteiriça com o Mato Grosso do Sul, com o apoio de forças militares.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

Sonrie te estamos grabando

Posted by buson en octubre 18, 2005

Alguna vez has tenido la sensaci√≥n de que te observan, pu√©s es verdad si te observan, cada vez que entras en un local sea de ocio o de compras te controlan, se extiende cada vez mas la sensaci√≥n de que todos somos sospechosos hasta que se demuestre lo contrario, en los locales comerciales y de ocio la nueva moda es dejar el vigilante a la entrada vigilando los clientes, lo que suena como una nota de aviso a posibles “cacos” el caso es de qui√©n controla al controlador, hats aque punto la vigilancia puede entrar en la intimidad de un comprador . Se puede ver muchas veces los clientes seleccionado este o aquel producto como si de un reality show se tratara. Todo televisado en directo a la vista de los clientes que entran en el local o simplemente se quedan esperando en la puerta. Cada d√≠a nos habituamos m√°s y cada d√≠a cedemos un poquito m√°s nuestra libertad y intimidad en pro de un ” gran, gran hermano” televisado en vivo y en directo.

para saber m√°s:

http://www.igsap.map.es/cia/dispo/11926.htm

http://www.francispisani.net/2005/08/el_auge_de_la_v.html

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »