Aprendiendo a usar los blogs

desarrollando contenidos para nuestro entorno

Buscando pretextos….

Posted by buson en octubre 15, 2004

Tomado de:
http://www.leavenworth.army.mil/milrev/
Spanish/JanFeb02/mendel.htm

21 LA FRONTERA TRIPARTITA Y LOS NUEVOS CENTROS DE GRAVEDAD
Coronel (R) William W. Mendel, Ejército de los EE.UU.

PARAGUAY—país rodeado de tierra, pobre, lejos de todas partes y que rara vez aparece en el drama de los acontecimientos internacionales es, a pesar de todo ello, un emblema de nuestro reto para garantizar la seguridad mundial. Es un país que ha sufrido guerras que lo han desgarrado, donde el ejercicio de la autoridad ha sido siempre un desafío y donde el contrabando y el crimen organizado están bien arraigados. Ignorado durante años por los servicios de inteligencia y diplomáticos de las grandes potencias, es ahora un lugar donde se combinan y se mezclan los crímenes internacionales como el lavado de dinero, el contrabando de armas y el narcotráco. En una época de grandes competidores que ejercen la autoridad suprema enfocamos nuestra atención en los países de acuerdo con su desarrollo—la capacidad de movilizarse como nación y hacer la guerra como nación. Ahora estamos entrando a una nueva edad media de comportamiento incivilizado en la que debemos concentrarnos en los lugares geográcos más escondidos, puesto que son un terreno fértil para la piratería y el terror. Ciudad del Este, una ciudad en pleno auge, localizada en la frontera oriental con Brasil y Argentina, es el centro apropiado de nuestras nuevas preocupaciones.

Los especialistas en la seguridad de esa región arman que Ciudad del Este no es sólo un lugar con elementos antisociales, criminales, sino también es un paraíso para el lavado de dinero internacional, viniendo la mayor parte de Medio Oriente. Es una ciudad de un cuarto de millón de habitantes, un centro de comercio internacional donde la mezcla de narcotracantes, terroristas y banqueros que actúan al margen de la ley amenazan la soberanía y la seguridad de los países democráticos y de sus ciudadanos y por lo mismo, representa una amenaza para los Estados Unidos y la región. Hay otros ejemplos de zonas de ingobernabilidad en América que proporcionan refugio a los grupos terroristas y otros grupos semejantes (como por ejemplo, la zona del tamaño de Suiza que Colombia otorgó como refugio ocial de seguridad a un grupo que está incluido en la lista de organizaciones terroristas del Departamento de Estado), pero en Ciudad del Este, Paraguay, todos los componentes de la ilegalidad transnacional parecen convergir.

El Contexto más Amplio

La ilegalidad en Ciudad del Este fue engendrada por el turbulento ambiente político del país en su totalidad. Paraguay ha sufrido tres intentos de golpe de estado en los últimos cinco años. Luis Oviedo, el popular Jefe del Ejército que encabezó un breve golpe de estado en 1998, fue sentenciado a diez años de prisión para luego postularse a la presidencia ese mismo año. Mientras el General Oviedo era declarado candidato ilegal por la Suprema Corte, el socio que se había postulado con él fue elegido presidente y muy pronto otorgó el indulto al General Oviedo. Cubas Grau renunció bajo presión después del asesinato del vicepresidente en marzo de 1999, dejando la presidencia a Luis Angel González Macchi a quien le correspondía el puesto por ser presidente del Senado. Para aumentar la turbulencia política, González Macchi destituyó a 18 generales y a más de 100 ociales que habían apoyado a Oviedo. Después de un intento de golpe de estado en mayo del 2000 González Macchi se deshizo de otros 13 ociales. Mientras tanto el partido del vicepresidente Julio César Franco, apoyado por Oviedo, hizo malabares políticos que culminaron con la destitución del presidente González Macchi. El caos político había hecho muy poco para promover el progreso social y económico de Paraguay, y sólo la inuencia del Brasil y la Argentina ha logrado que el gobierno democrático se mantenga a ote.1 Resulta superuo señalar que el gobierno no ha podido dedicar mucho tiempo a trabajar para el mejoramiento régimen legal en Ciudad del Este.

Según la policía paraguaya, alrededor del 70% de los automóviles que circulan en los caminos en Paraguay son de origen ilegítimo. Los mercados abiertos concedidos por su membresía en el Mercado Común del Sur (MERCOSUR) facilita la importación de autos robados de la Argentina, el Brasil y el Uruguay.2 La policía brasileña se queja de que los delincuentes paraguayos intercambian autos robados por drogas que después son exportados a Europa y a los EE.UU. Recientemente la prensa denunció que autoridades gubernamentales poseían vehículos procedentes de actos ilícitos Paraguay no asistió al forum del hemisferio americano sobre autos robados que se celebró en Bogotá, Colombia en octubre del 2001.3 Uno tiene que preguntarse si el gobierno de Asunción realmente tendrá la capacidad y los medios para mejorar la situación de legalidad en Ciudad del Este.

Viajeros provenientes de Brasil y Paraguay entran a la Argentina por el Puente Internacional Trancredo Neves sobre el Rio Iguazú y forman filas para ser inspeccionados por la Gendarmería Nacional.

Quizás hasta el 85% de la población rural del Paraguay vive en el nivel de pobreza o por debajo del mismo. Alrededor del 56% de los paraguayos viven en zonas urbanas, particularmente en la capital, Asunción, donde vive el 10% de la población de todo el país. La agricultura genera el 27% del producto interno bruto del país, pero este sector se ha visto afectado por las condiciones económicas de los países limítrofes. El producto interno bruto del Paraguay (PIB) ha permanecido esencialmente estable desde 1996 y la inación ha estado rondando el 10%.4 La participación del Paraguay en el MERCOSUR desde 1991 abrió oportunidades de mercados internacionales a un país que había permanecido aislado. La potencialidad de la economía del Paraguay se ve fortalecida geográcamente por la facilidad de acceso que tiene a Buenos Aires, Montevideo y al Océano Atlántico a través del río Paraná. El Brasil creó un puerto libre en la costa atlántica brasileña en Paranaguá y construyó un camino que une al puerto con Paraguay. El proyecto incluyó la construcción del Puente de la Amistad que cruza el Río Paraná entre Ciudad del Este y Foz do Iguaçu. Por el puente pasan alrededor de 40.000 personas cada día. Esta valiosa apertura económica incrementó la importancia económica, legal e ilegal, de la zona de la triple frontera. Uno de los resultados de los diversos factores económicos ha sido el aumento de la población, en su mayoría pobre, en Ciudad del Este. En los últimos cinco años la población de Ciudad del Este y el vecino estado paraguayo de Alto Paraná que la rodea ha crecido un 50%.

La población en la zona de la triple frontera se concentra en tres ciudades fronterizas entre las que existe una gran interdependencia. Ciudad del Este es la ciudad más grande con 240.000 habitantes. Al otro lado del Puente de la Amistad en el Brasil, la ciudad de Foz do Iguaçu (población 190.000) vive del turismo y proporciona zonas residenciales seguras a ciudadanos brasileños que pasan todos los días del Brasil a Ciudad del Este. Puerto Iguazú, en Argentina, está separado de Ciudad del Este por el río Paraná, pero tiene acceso al Brasil a través del río Iguazú por el puente internacional Tancredo Neves. La comunidad de inmigrantes árabes que representa una parte importante de la población urbana en esta zona (principalmente Ciudad del Este y Foz do Iguaçu) se calcula que está formada por 30.000 aproximadamente.5

Ilegalidad de Todo Tipo

En Ciudad del Este la falta de controles gubernamentales les permite a los contrabandistas y a los que se dedican al lavado del dinero un trato preferencial sobre sus vecinos en cuanto al cumplimiento de la ley, reglas para la importación, tasa de cambio y de impuestos. Las drogas ilegales con destino a Europa (cocaína y marihuana) pasan a través de Foz do Iguaçu y luego son transportadas a Puerto Paranaguá en la costa atlántica brasileña. Los controles rigurosos de la Argentina y la aplicación de las leyes, así como las impresionantes cataratas del Iguazú han contribuido a fomentar la industria internacional del turismo en el estado de Misiones en la Argentina. Pero los impuestos altos y el valor de la moneda (el peso argentino se cotiza a la par del dólar) han hecho del contrabando de cigarrillos un negocio con muchas ventajas y pocos riesgos. Los vuelos nocturnos que transportan cigarrillos del Paraguay a la Argentina generan ganancias considerables con pocos riesgos. Un paquete de cigarrillos que en el Paraguay cuesta 1 dólar se vende a 2.50 en la Argentina.

También se incluyen en este negocio algunos productos agrícolas, como soja y pollos. Como el Brasil y la Argentina son imanes para la marihuana cultivada en el Paraguay, la mayor parte del tráco ilegal de drogas en la zona de la triple frontera está constituida por marihuana, pero la cocaína proveniente de Bolivia o del Perú algunas veces es conscada en los puestos de control. Del Medio Oriente fluye dinero para invertir, al parecer porque se pueden lograr grandes ganancias rápidamente con mercancía ilegal, incluyendo propiedad intelectual robada. Es interesante notar que en los últimos tres años, el 30% de los documentos migratorios falsos decomisados en el puesto argentino de Iguazú eran de chinos que supuestamente se dirigían a Buenos Aires. En Ciudad del Este se ha formado una considerable comunidad china al lado de la población árabe ya establecida, lo cual contribuye a incrementar una amalgama internacional.6 En septiembre del 2001, el cónsul paraguayo en Miami fue arrestado supuestamente por vender más de 300 pasaportes, visas y documentos de embarque desde junio de 1999. Se reportó que el cónsul había vendido 16 pasaportes a sospechosos terroristas originarios de Egipto, Siria y Líbano, quienes planeaban mudarse a Ciudad del Este.7

La venta ilegal de armas le da a Paraguay otra ventaja comercial más. Las armas brasileñas producidas por las compañías Taurus y Rossi son exportadas nuevamente del Paraguay al Brasil sin ninguna documentación y con grandes ganancias para los vendedores de armas. Fuentes noticiosas investigativas del Brasil arman que la mayoría de las armas exportadas al Paraguay terminan nuevamente en Brasil, pero también hay un signicante ujo de armas hacia la Argentina. En el lado argentino del Puente Internacional Tancredo Neves en Iguazú, el número de acciones judiciales que se han iniciado en casos que involucran armas de fuego y explosivos subieron de 1 en 1999 a 51 en el 2000. Estos son casos que se consideran de tal gravedad y en los cuales existe suciente prueba como para ser procesados con éxito en las cortes argentinas. Datos preliminares para la primera parte del 2001 indican que el contrabando de armas continúa a pasos acelerados. En contraste con el aumento en la venta de armas, el paso de individuos por la garita fronteriza del Iguazú bajó de 3.413.876 en 1999 a 1.396.733 en el 2000 y continuó al mismo ritmo durante el 2001. El paso total de vehículos bajó de 350.751 a 242.669 con un ritmo continuando aún más lento en el 2001. Si bien es cierto que no es posible sacar ninguna conclusión, el incremento dramático en el contrabando de armas frente a una disminución en el movimiento total a través de la frontera plantea al menos interrogantes referentes a la inestabilidad en esa región. En este aspecto, el enlace de Ciudad del Este con Colombia es también importante. Se descubrió una conexión de intercambio de armas por cocaína entre vendedores de armas paraguayos y el grupo terrorista colombiano FARC y siendo un miembro de éste último arrestado por intervinir en el operativo.8 Resulta interesante notar que de los arrestos en Iguazú los casos relacionados con drogas (casi todos ellos con marihuana) en los que se puede iniciar acción legal han disminuido en los últimos tres años puesto que la mayor parte de las drogas son introducidas del Paraguay en Brasil o en la Argentina más al sur de la zona de la triple frontera, en Posadas o en alguna otra ciudad.9

Éxito Parcial de la Legalidad

Como parte de un plan para controlar mejor el comercio y la gran población otante internacional los tres países establecieron en 1996 un “Comando tripartito de la triple frontera” como una agencia múltiple, una policía cooperativa tri-nacional. Argentina está representada por su Gendarmería Nacional (seguridad de fronteras), la Prefectura Naval (la Guardacostas) y unidades de la Policía Federal, así como representantes de la Secretaria de Inteligencia del Estado, la Ocina del Cónsul de la Argentina en Foz do Iguaçu, la Policía Aeronáutica Nacional y la Policía Provincial de Misiones. Las unidades brasileñas incluyen la Policía Federal Brasileña, el Batallón Nro. 34 de la Infantería de Montaña, el Departamento de Inteligencia del Estado, además de la Ocina del Cónsul del Brasil en Ciudad del Este. En 1988 el programa trinacional fue complementado con un acuerdo sobre la seguridad entre los tres países para intensicar su lucha contra el terrorismo, el contrabando, el lavado de dinero y el narcotráco.10 Los tres países estuvieron de acuerdo en crear una hoja de datos conjunta sobre crímenes (que ya está en operación en la Argentina) y cooperar con los bancos y las instituciones nancieras para combatir el lavado de dinero. Hasta ahora este esfuerzo cooperativo no ha logrado controlar el crimen internacional. Una participación y un esfuerzo tímido por imponer las leyes no han podido contrarrestar las condiciones que llevan al contrabando, al lavado de dinero y en general a todo crimén internacional.

Un control de las actividades criminales en la zona fronteriza es ciertamente posible, como lo demuestra la actitud estricta de la Argentina en la zona turística del Iguazú en la Provincia de Misiones. Argentina actuó allí estableciendo un sistema defensivo sólido para impedir el paso de los contrabandistas que se movilizaban hacia el sur por el corredor de Misiones entre Paraguay y Brasil rumbo a Buenos Aires. Siete batallones de la Gendarmería Nacional de la Región II están desplegados en puestos de sección a lo largo de la frontera y en las Rutas Nacionales norte-sur 12 y 14. A veintinueve secciones (con 20-50 ociales) se les asigna una zona de responsabilidad de alrededor de 200 kilómetros a lo largo de la frontera. Otras siete secciones a lo largo de la Ruta 14 en el centro de Misiones se encuentran en retenes internos.11 A la vanguardia en Puerto Iguazú está el Escuadrón 13. Tiene una jurisdicción de aproximadamente 2.400 kilómetros cuadrados con 50 kilómetros de frontera con Paraguay y alrededor de 200 kilómetros con Brasil. Unidades de la Prefectura Naval (Guardacostas) ofrecen apoyo con retenes en los ríos Paraná y Uruguay. Como resultado, los contrabandistas han encontrado un acceso más fácil al mercado a través de rutas terrestres en Brasil o a través de la ciudad fronteriza de Posadas en la Argentina, cerca de 300 kilómetros al sur de la zona de la triple frontera.

Parte del éxito logrado en la provincia argentina de Misiones debe ser atribuido a las condiciones del terreno. Los acantilados rocosos empinados del río Iguazú que crean las espectaculares cataratas no se prestan tanto al tráco de contrabando como las más apacibles corrientes del Paraná. Una vez dentro de la Provincia de Misiones en territorio argentino, los viajeros tienen ante sí pocas opciones de movimiento hacia el sur, ya que la mayor parte de la zona está cubierta por una selva poco acogedora, bosques o pantanos. El camino se hace difícil, las rutas son limitadas y existen mejores opciones para el contrabando. Sin embargo, en la Argentina se mantiene la disciplina sin demasiados recursos y con gran éxito. Esto se debe en parte al hecho de que la zona de Misiones alrededor del Iguazú está densamente poblada por una sociedad homogénea que lleva buenas relaciones con las autoridades locales. Los ociales de la Gendarmería dicen que los intrusos son descubiertos y reportados aquí rápidamente.

¿Existe Alguna Conexión con los Ataques del 11 de Septiembre?

Ciudad del Este ofrece el tipo de ambiente sin control que puede facilitar las actividades criminales y terroristas. Las bombas en la embajada de Israel (1992) y al Centro Comunitario Argentino-Israelí (1994) en Buenos Aires hicieron que la atención pública se jara en la comunidad árabe de Ciudad del Este que no ha podido evitar dicha atención desde entonces. En mayo del 2000 investigadores de la INTERPOL arrestaron a un empresario paraguayo asociándolo con la bomba en el Centro Comunitario. Patterns of Global Terrorism 2000 reporta que en febrero, Ali Khalil Mehri, un empresario libanés que tiene nexos financieros con Hezbolá, fue arrestado por ayudar a una empresa criminal involucrada en la distribución de discos compactos en los que se exponían los ideales extremistas de Hezbolá. Posteriormente logró escapar antes de ser llevado a juicio. Luego en noviembre del 2000, Salah Abdul Karim Yassine, un palestino que supuestamente amenazó con bombardear las embajadas de los EE.UU. y de Israel en Asunción fue arrestado y acusado de poseer falsos documentos y entrar ilegalmente al país.12

En octubre del 2001 la policía paraguaya declaró que un empresario árabe que vivía en Foz do Iguaçu estaba enviando fondos al grupo terrorista Hezbolá, pero las autoridades brasileñas decidieron no arrestarlo.13 Empresarios árabes envían grandes cantidades de dinero al extranjero para la compra de artículos de importación, y puesto que la mayor parte del negocio de exportación en Paraguay es secreta, la situación causa que la comunidad árabe sea sospechosa de proporcionar ayuda nanciera a los grupos terroristas árabes, pero sin que esto pueda comprobarse. Aunque puede ser insensato suponer que todos los ladrones que trafican en el mercado negro sean terroristas también, las autoridades policíacas creen que la cantidad de dinero proveniente del contrabando y del lavado de dinero que sale del Paraguay a bancos en el extranjero excede en gran cantidad cualquier supuesta actividad de negocios. Eso es una señal para los ociales de la policía local de que algunos miembros de la comunidad árabe están apoyando el terrorismo radical con el botín del comercio ilegal. De hecho el Departamento de Estado de los EE.UU. advierte claramente que hay individuos y organizaciones que tienen nexos con grupos extremistas que operan en Ciudad del Este y a lo largo de la zona de la triple frontera entre Paraguay, Brasil y Argentina.14 El juez brasileño Walter Fanganiello Maierovich, ex-secretario de la Agencia para el Control de las Drogas y que ahora trabaja en el Instituto Brasileño de Ciencias de la Criminología Giovanni Falconi, reporta que Osama bin Laden está por establecer una célula de Al-Qaeda cerca de Ciudad del Este bajo la protección de la comunidad árabe radicada allí. El Gobierno de los EE.UU. no puede conrmar la presencia de Al-Qaeda en el área de la triple frontera. Sin embargo, otros extremistas islámicos emplean actividades ilegales como son, el tráfico de drogas y armas para poder solventar actividades terroristas mundiales.

El Puerto Iguazú del lado argentino, está ubicado en la confluencia de los Ríos Iguazú y Paraná, teniendo los pequeños barcos de carga acceso al Océano Atlántico. Al mirar la foto se puede ver que la Argentina está situada a la izquierda, el Brasil a la derecha, y el Paraguay en el centro hacia atrás. Una placa en la entrada del Puerto dice: “Bienvenidos a Puerto Iguazú, dónde la história de nuestra ciudad comenzó con y gracias al trabajo de nuestros pioneros. Prefectura, Puerto Iguazú”.

Para poder tener cierto control, diez países miembros del Comité Interamericano contra el Terrorismo de la OEA participaron en ejercicios en la zona de la triple frontera para hacer resaltar la solidaridad contra las actividades terroristas. Los EE.UU., la Argentina y otros expertos están dando entrenamiento a la policía anti-terrorista y a personal militar del Paraguay. El objetivo es “mantener una presencia en la zona y poder hacer redadas en las casas de personas sospechosas de estar involucradas en financiar el terrorismo o de miembros islámicos radicalizados que residen en la zona de la triple frontera.”15

Todo esto parece estar teniendo algún resultado.

El 21 de septiembre dieciséis sospechosos terroristas de Líbano, Palestina y Brasil fueron arrestados en Ciudad del Este acusados de poseer documentación falsa y de estar en el Paraguay ilegalmente.16 El 3 de octubre dos ciudadanos libaneses, Asma Saleh y Saleh Fayad, fueron arrestados como sospechosos de ser miembros de Hezbolá y acusados de piratería comercial y de tener falsos documentos, incluido un pasaporte expedido en el consulado paraguayo de Panamá. La policía alega que ellos estaban ayudando a financiar a grupos terroristas y que los dos estaban enviando 50.000 dólares al mes a “organizaciones como Hezbolá.”17 Fueron encontrados mientras trabajaban en una tienda de Ciudad del Este propiedad de Assad Barakat, residente de Foz do Iguaçu y quien era buscado por agentes antiterroristas.18 En el lado brasileño, la Policía Federal descubrió a un grupo de sospechosos que dirigían media docena de negocios telefónicos clandestinos. Esto fue descubierto cuando la policía identificó una cuenta con llamadas telefónicas a Pakistán, Egipto, Sudán, Arabia Saudita y los EE.UU. por un total de casi 30.000 dólares. La cuenta estaba bajo un nombre falso y las llamadas habían sido hechas durante los meses de junio, julio y agosto. A principios de septiembre los ocupantes de la casa identificada con la cuenta escaparon. Todo esto pudo haber sido una mera coincidencia ya que en la zona de la triple frontera se realiza todo tipo de contrabando y falsificación, pero obviamente el caso resulta interesante.19 Tendremos que esperar un poco para poder determinar si las investigaciones y los arrestos reflejan la eficiencia de buena fe de los encargados de la ley paraguaya, o si se trata sólo de una “redada rutinaria de sospechosos” para aplacar el clamor público después del 11 de septiembre.

Lo que Tiene que Hacerse

Si creemos realmente que la mejor defensa contra el terrorismo es una buena ofensiva, entonces tal vez la zona de la triple frontera de Ciudad del Este merece una mayor acción. En una reunión reciente del Comité Interamericano contra el Terrorismo de la OEA, Francis Taylor, coordinador de la lucha contra el terrorismo del Departamento de Estado de los EE.UU. anunció que su país estaría dispuesto a utilizar todos los medios de su poderío nacional contra los grupos terroristas en la zona de la triple frontera (y en Colombia), incluso el uso de la fuerza militar.20 El paraíso de los contrabandistas de Ciudad del Este podría encontrarse entre los primeros lugares en la lista de objetivos primordiales..

Desde el ataque del 11 de septiembre al World Trade Center realizado por terroristas árabes, el lugar donde EE.UU. ha llevado a cabo acciones militares de represalia ha sido el sudoeste asiático y el Medio Oriente. El sorprendente ataque provocó una rápida respuesta en esas regiones, pero, como afirmaron líderes estadounidenses al principio de estos acontecimientos, el esfuerzo estadounidense y de todo el mundo para enfrentarse al terrorismo se hará más amplio hasta abarcar a todas las regiones del globo, incluso áreas de poca importancia.

Los estrategas de la seguridad de los EE.UU. están ahora abiertos a escudriñar más minuciosamente zonas periféricas y a tomar en serio los peligros que pueden surgir de allí. Estos son los centros de gravedad de esta nueva amenaza. Sin embargo, son los intereses estratégicos de los países de una región los que están más inmediatamente involucrados. Las anomalías sociales y políticas asociadas con el gobierno talibán de Afganistán se hicieron sentir fuertemente en Pakistán, por largo tiempo aliado de los EE.UU. Después de que Afganistán cayera bajo el poderío militar de los EE.UU., la seguridad y estabilidad de Pakistán se vieron directamente afectadas. Si bien las características del estilo de gobierno y el grado de criminalidad son muy diferentes en Sudamérica, también es verdad que los países del cono sur se ven afectados negativamente por la conducta de su vecino paraguayo. No solamente han sufrido más que los EE.UU., sino que también están en una mejor posición de obtener información de inteligencia y así poder organizar las respuestas legales y físicas apropiadas. Es por medio de la cooperación con estos países que la estrategia estadounidense puede salir adelante si el gobierno paraguayo se muestra incapaz de enfrentar este reto.MR

1. “Background Notes: Paraguay”, Departamento de Estado de los EE.UU. (Washington: abril de 2001), Internet, http://www.state.gov/r/pa/bgn/index.cfm?docid=1841, disponible el 26 de octubre de 2001. Para “Security Assesment”, véase Jane’s Sentinel, South America, August 2001-January 2002, (Alexandria, VA: Jane’s Information Group Limited, August 2001), 440-78.

2. Howard Wiarda y Harvey F. Kline, Latin American Politics and Development (Boulder, Colorado: Westview Press, 1996) 300. Brasil ha hecho también más fuerte su influencia sobre Paraguay por medio del Tratado Itaipu sobre la construcción conjunta de una represa hidroeléctrica en el Río Paraná.

3. Hugo Olazar, “El regreso de los autos “truchos”, Clarin. com Periodisrno en Internet, 16 de junio de 2001, Internet http://ar.clarin.com/diario/2001-06-1 6/i-04001.htm, disponible el 22 de octubre del 2001. También, “Colombia to host forum on car theft prevention,” EFE News [Spain], 19 de octubre de 2001 Internet, http://www.prairienet.org/clm/clmnews_files/011019EFE02.html, disponible el 23 de octubre de 2001.

4. “Paraguay Country Brief”, The World Bank Group, Internet, http://www.worldbank.org, disponible el 17 de octubre de 2001.

5. Hace aproximadamente 60 años Paraguay recibió un gran flujo de inmigrantes procedentes del Líbano y otros países del Medio Oriente, y cada año acepta oficialmente a un pequeño número de ciudadanos “naturalizados” (114 libaneses fueron naturalizados en 1999), pero estos datos no toman en cuenta la población flotante de árabes y asiáticos que se mezclan entre el resto de la población por algún tiempo. Véase “Resoluciones Sobre Cartas de Naturalización Dictadas Por Año Según Nacionalidad, Período 1995-1999”, Anuario Estadístico 1999, Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos, Paraguay, Internet, http://www.dgeec.gov.py/Publicaciones/Anuarios/Anua99/ANUA99.htm, disponible el 19 de octubre de 2001.

6. Comandante Principal, entrevistado por el autor, 13 de septiembre de 2001,

Escuadrón 13, Gendarmería Nacional, Iguazú, Argentina.

7. Bill Rogers, “Arabs Accuse Paraguay Police of Extortion,” Voice of America (VOA.com), Internet, http://www.voanews.com, disponible el 18 de octubre de 2001. También, Larry Rohter, “Terrorists Are Sought in Latin Smugglers’ Haven”, New York Times, 27 de septiembre de 2001, Internet, http://www.nytimes.com, disponible el 18 de octubre de 2001.

8 Latin America Overview, “Patterns of Global Terrorism 2000”, US Department

of State, Internet, http://usinfo.state.gov/regional/ar/terror2000.htm, disponible el 19 de octubre de 2001.

9. Gendarmería Nacional, Escuadrón 13 ‘Iguazú’: Estadísticas del Funcionamiento

del Escuadrón 13 ‘Iguazú’. (Puerto de Iguazú, Argentina: Gendarmería Nacional,

septiembre de 2001).

10. Ibíd. También, “Argentina, Paraguay and Brazil Sign Border Agreement,” Press Summary, 27 de marzo de 1998, International Policy Institute for Counter- Terrorism, Interdisciplinary Center Herzlia, Internet, http://www.ict.org.il, disponible el 22 de octubre de 2001.

11. Emilio Jorge Sacchitella, Comandante General, Gendarmería nacional, Comandante de la Región II, entrevistado por el autor, 12 de septiembre de 2001, Edificio Centinela, Buenos Aires, Argentina.

12. “Latin America Overview”, Patterns of Global Terrorism 2000.

13. “Daily Interview Barakat, No Arrest Warrant in Brazil”, Asunción ABC Color, 13 de octubre de 2001, Internet, FBIS LAP20011015000029, http://199.221, disponible el 23 de octubre de 2001.

14. “Consular Information Sheet”, Departamento de Estado de los EE.UU., 15 de febrero de 2001, Internet, http://travel.state.gov/paraguay.html, disponible el 4 de octubre de 2001.

15. Carlos Martini y Paz Vera, “Anti-Terrorist Exercises Scheduled in Ciudad del Este”, Noticiero 13 Primera Edición, Asuncion Canal 13 Televisión, 15 de octubre de 2001, FBIS LAP20011015000055, Internet, http://199.221.15.211, disponible el 16 de octubre de 2001.

16. “Immigration fraud suspects held,” Reuters, 25 de septiembre de 2001 como fue presentado en CNN.com, Internet, http://www.cnn.com, disponible el 18 de octubre de 2001. También “Border Witchhunt Targets Arabs”, tomado de Hoy 24 de septiembre del 2001 como fue publicado en “Weekly News Update on the Americas”, Nicaragua Solidarity Network of Greater New York, Internet, http://www.americas.org/news/nir/20010930_borderwichhunt, disponible el 18 de octubre de 2001.

17. “Paraguay delves into ‘Arab funding link”, Region Law & Diplomacy, Latin American Weekly Report, WR-01-40, (9 de octubre del 2001), pág. 470.

18. Carlos Martini, “Two Hizballah Suspects Arrested in Ciudad del Este”, Asuncion Channel 13 Television, 3 de octubre de 2001, FBIS LAP20011003000060,

Internet, http://199.221.15.211, disponible el 16 de octubre de 2001.

19. Eleonora Gosman, “Washington está ‘muy preocupado’ por los extremistas de la Triple Frontera”, Clarin. corn Periodismo en Internet, Internet, http://www.clarin.com.ar/ diario/2001-10-16/i-04001.htm, disponible el 19 de octubre de 2001.

20. “Bush No Descarta Usar las Fuerzas en Triple Frontera y En Colombia”, Reuters, AFP, EFE, ANSA reportes compilados por Ambitoweb, 19 de octubre de 2001, Internet, http://www.ambitoweb.com/diario/noticiahs.asp, disponible el 24 de octubre de 2001.

El Coronel (Retirado) William W. Mendel, Ejército de los EE.UU., es un analista militar con antigüedad en la Ocina de Estudios Militares Extranjeros en el Fuerte Leavenworth, Kansas. Él recibió el título de Bachiller en Artes del Instituto Militar de Virginia y su Maestría de la Universidad de Kansas y es graduado del Programa de la Escuela Kennedy para Ociales Mayores en la Seguridad Nacional. También es graduado de la Escuela de Comando y Estado Mayor y la Escuela Superior de Guerra del Ejército de los EE.UU. Ha servido en una variedad de posiciones de comando y estado mayor en el territorio continental de los EE.UU., Europa, Corea y Vietnam y desempeñó como Catedrático de la Profesión de las Armas en la Escuela de Guerra Superior del Ejército de los EE.UU. en Carlisle, Pensilvania. Su artículo “Colombia y las Amenazas a la Seguridad Regional” apareció en español en el número de julio-agosto de 2001 de la revista

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s